Mujeres por la dignidad y la vida

Mujeres por la dignidad y la vida

Los resultados de las elecciones del 7 de febrero 2021 nos demuestran que la mayoría de mujeres, hombres, jóvenes, y pueblos del Ecuador, rechaza las derechas ultraconservadoras que representan los valores e intereses de quienes durante el siglo XX y parte del siglo XXI, gestionaron el poder del Estado para su beneficio, arrasando con sus decisiones los derechos humanos de mujeres, niñas, niños, adolescentes y pueblos del Ecuador.

En las urnas, se produjo un fuerte llamado de atención a los partidos políticos tradicionales, a los expresidentes candidatos, a los populistas que rifan ofertas en la campaña y que, al mismo tiempo, vociferan sus posiciones antiderechos. Fue un llamado de atención para todos los que siguen promoviendo un modelo de economía y sociedad en el que mujeres, niñas, adolescentes y jóvenes son excluidas de su titularidad de derechos y de su autonomía; donde las personas y comunidades de los pueblos y nacionalidades del Ecuador son expropiados de su territorios y su memoria histórica y colectiva es negada; donde la naturaleza es objeto de dominio; y donde las personas en su orientación sexual e identidad de género son proscritas de su experiencia vital. Fue un llamado de atención para quienes plantean que el extractivismo es el modelo único para el desarrollo. Ellos olvidaron que la salud, la solidaridad, el alimento y la esperanza, provienen de la naturaleza y de la organización social y comunitaria.

La decisión ciudadana mayoritaria del 7 de febrero reafirma la vocación democrática y el rechazo a la corrupción de mujeres y hombres votantes en nuestro país, en la misma medida en que confirma las profundas transformaciones de esta sociedad diversa y plural remecida desde sus cimientos ante los duelos y las carencias que deja el COVID19 en condiciones en que ya las desigualdades y las injusticias eran profundas.

Las mujeres, la juventud, las organizaciones feministas, de las disidencias sexuales, de pueblos y nacionalidades indígenas, ecologistas y campesinas diversas de todo el país somos portadoras y portadores de un cambio profundo que se encuentra en marcha en Ecuador desde hace varias décadas. Sus hitos fundantes se expresaron en los levantamientos indígenas, en las luchas antipatriarcales y anticapitalistas, en las marchas y reclamos populares y en la incidencia política de los feminismos ecuatorianos.

Las demandas por la defensa del agua, los territorios de pueblos y nacionalidades, la naturaleza y el medioambiente; por la existencia de un modelo de economía que articule la economía solidaria con la economía feminista, basada en un modelo de sociedad que cuestiona profundamente el patriarcado, la depredación, el abuso permanente y la violencia en todas sus formas, han posicionado nuevas tendencias que demandan respuesta inmediata a problemáticas que no pueden seguir siendo postergadas.

Para la preservación de la democracia es necesario respetar y hacer respetar la voluntad popular: no más gobiernos autoritarios que polarizan una sociedad que requiere de unidad para superar el machismo, la pobreza, la discriminación, la corrupción, la falta de equidad y la pandemia del COVID – 19. No más gobiernos entreguistas que basan sus políticas en el extractivismo petrolero, minero y agroindustrial y en la explotación de las trabajadoras y trabajadores.

Las mujeres organizadas advertimos a los candidatos presidenciales que nuestras demandas de igualdad, justicia y libertad no pueden ser soslayadas.

Reivindicamos los posicionamientos históricos de las organizaciones sociales populares, feministas, de estudiantes, campesinas, obreras y de los pueblos y nacionalidades; exigimos que los derechos sexuales y los derechos reproductivos, la apuesta por una vida libre de violencias, la autonomía económica de las mujeres y su plena participación política, sean columnas vertebrales de las políticas de estado. Nuestros derechos y demandas deben guiar las propuestas de campaña y el quehacer gubernamental.

Quito, 9 de febrero 2021

COALICION NACIONAL DE MUJERES DEL ECUADOR

Sin comentarios

Publicar un comentario